¿Sabes que facturación mínima debes conseguir para disfrutar de un negocio de estética rentable?

Durante 5 años me dedique a trabajar con un horario completo de 9 de la mañana a 8 de la tarde de lunes a viernes y el sábado, hasta las 2 de al mediodía. Reconozco que facturaba muy bien.

Sin embargo, no conseguía tener beneficios. Ni beneficios ni un buen sueldo muchos meses.

Me sentía tan frustrada… No tenía ni idea de qué estaba haciendo mal. Solo sentía que las cosas no eran como yo imaginaba.

Trabajaba en lo que me gustaba, tenía clientela fiel y la venta no se me daba mal. ¿Qué narices estaba haciendo mal?

 

Emprendí con muchas ganas, mucha ilusión y poca información sobre cómo emprender con las ideas claras y los números más claros todavía.

Tenía 20 años y cometí todos los errores que se pueden cometer. Mi primer negocio, fue una dura lección que me obligo a entender a las malas, que la pasión no es suficiente para conseguir un negocio rentable.

 

¿Sabes la razón de porqué trabajando todo lo que trabajaba, no tenía la seguridad de un sueldo todos los meses? Y me refiero a un sueldo decente y continuado en el tiempo (no cobrar un mes si y 4 no).

Todo se me iba en pagos. Ese fue uno de mis grandes errores.

Otro error que te puedo contar ahora mismo, era que creaba mis tarifas, según veía la competencia o me decían los demás que tenía que cobrar (comerciales, distribuidores, compañeras, etc..)

Vamos un despropósito total.

Pero es que nadie nos enseña a emprender. Y menos hace 30 años.

Cada negocio tiene unos gastos, cada profesional trabaja de una forma y nadie puede saber cómo debes tarifar tus servicios si no sabe cuánto supone tu hora de negocio.

Y saber este dato, es primordial para hacer de forma correcta tus tarifas, además de otras cosas, que son vitales para el crecimiento de tu negocio.

 

Solo tú, puedes saber cómo tarifar tus servicios. Tarifas tus servicios en base a los gastos de tu negocio, tus protocolos de trabajo, la calidad de tus productos y el valor que aportas a cada servicio.

Puede ser que no tengas los ingresos que deseas para tu negocio por dos razones:

  • Porque necesitas más clientes (o que esos clientes te compren más)
  • Porque no gestionas de forma adecuada los números de tu negocio (parte fundamental de mi fracaso como emprendedora a los 20 años)

Dos puntos primordiales para crecer de forma constante y escalable y conseguir de esta forma un negocio que nos ayude a vivir la vida que queremos.

Hoy voy a explicarte la importancia de entender los números de tu negocio. Porque que no todo lo que entra en la caja cada día, es dinero para tu casa o para pagar todos los gastos de tu negocio.

El dinero que entra en caja cada día, es para pagar, para pagarte y para ahorrar, invertir o tenerlo como remanente.

¿Estás loca? No, no estoy loca, estoy muy cuerda y sé muy bien de lo que te hablo.

 

  • No tenemos ni idea de cómo influyen los gastos fijos en nuestro negocio.
  • No tenemos ni idea de cuánto nos cuesta a la hora nuestro negocio.
  • No tenemos ni idea de cómo tarifar.
  • No tenemos ni idea de cómo calcular cuánto podemos tener de gastos variables al mes.
  • No tenemos ni idea de cuál es la facturación mínima que tenemos que conseguir cada mes, para poder decir que nuestro negocio es rentable.
  • No tenemos ni idea de cómo gestionar nuestro dinero y por eso pasa lo que pasa. Y todo esto te lo cuento por mi experiencia.

Don dinero, un tema que muchas veces parece un tema tabú, y por ello, hay tantos problemas alrededor de él.

Si te lanzaste a emprender por pasión hacia tu profesión y no tienes los beneficios que quieres después de un tiempo, es porque algo debes mejorar. O bien la captación y fidelización de tus clientes o la gestión de tus números.

¿Te imaginas que supieses cuánto tienes que facturar para tener un negocio rentable y crear las acciones adecuadas para conseguir esa facturación?

¿Te imaginas vivir con la tranquilidad de saber qué todos los meses tienes tu sueldo y controlar tus gastos para no estar pensando cada final de mes, no tengo dinero para realizar este pago?

Todo esto me costó mucho tiempo aprenderlo, pero cuando lo aprendí y lo implemente en mi nuevo negocio para vivir dedicándome a lo que me gusta y además vivir tranquila cada mes.

Esto es un regalo, saber cuánto, cómo y para qué trabajas. Así, si se merece la pena emprender.

Para gestionar bien los números de tu negocio, debes:

  • Diferenciar los gastos fijos de los variables
  • Tarifar con números reales, tu hora de negocio, tu tiempo y demás gastos de ese servicio en concreto.
  • Crear protocolos y saber cuánto te cuestan.
  • Facturación mínima para ser rentable.
  • Realizar cierres diarios, semanales y mensuales.
  • De los beneficios hacer particiones.

 

Aprender a gestionar los números de tu negocio, se consigue de al misma forma que aprender a sumar. No hay formulas mágicas, ni hay problema a la hora de entenderlo, ni hay que estudiar fisica cuantica (la cuál es muy interesante por cierto). Solo es sumar, restar, multiplicar y dividir.

Si quieres aprender a gestionar bien tu negocio y te sientes ahora mismo que no sabes por dónde empezar, tengo una formación intensiva de 4 horas.

Si estás preparada para saber la rentabilidad de tu negocio de estética, podemos trabajar juntas y te llevo de la mano para que no te pierdas entre números, tantos por cientos y aplicación de pagos  y gastos.

¿Qué te parece?

¿Quieres saber en qué situación está viviendo o sobreviviendo tu negocio?

Te aseguro que es un punto de partida para vivir tranquila y saber qué tienes que hacer cada mes para conseguir que tu negocio siga creciendo mes tras mes.

Si quieres que trabajemos juntas déjame tu número de teléfono y hablamos. Te explico cómo trabajamos esta formación de 4 horas y tú decides.

 

¿Quieres unirte a esta gran comunidad de Esteticistas De Éxito?